Carril bici El Chaquiñán

Carril bici El Chaquiñán
Contenido en esta publicación
  1. Sendero ecológico el Chaquiñán en Tumbaco - Quito
    1. El Chaquiñán, un vínculo con la naturaleza
    2. Puntos turísticos de Quito que te pueden interesar

La ruta ecológica de El Chaquiñán incluye lo que fue el viaje del antiguo tren.

Sendero ecológico el Chaquiñán en Tumbaco - Quito

Descripción

Actualmente este carril bici de 20 kilómetros es un atractivo, no solo para quienes residen en Tumbaco, pero en general Ecuador y el mundo.

Es una de las rutas más conocidas y tradicionales de Ciudad de quito. Antes de ser intervenido y adaptado formalmente, ya era utilizado por ciclistas, conocido con el nombre de 'El murciélago', porque había colonias de estos animales que estaban en los túneles que tiene la carretera.

El Chaquiñan es un lugar muy frecuentado por personas de todas las edades, es un carril bici sencillo, no tiene pendientes muy pronunciadas ni desniveles técnicos en su recorrido. Sin embargo, debido a su duración, se recomienda a la persona que tenga una experiencia previa en un recorrido en bicicleta de dos horas.

Sección

Empieza a Parroquia de Cumbayá donde continúa hasta Tumbaco y termina en Parroquia de Puembo. Incluye 7 paradas o portales distribuidos a lo largo del recorrido. Que hace un Chaquiñán un atractivo turístico está corriendo por el río chiche donde descansar y admirar la paz del lugar, sin mencionar que atraviesa una serie de 3 túneles en total oscuridad antes de llegar al final, características agradables para quienes visitan el Ruta Chaquiñan. Durante el viaje se puede tener una vista extraordinaria del río Chiche y sus alrededores. En general, el Chaquiñán es un gran atractivo para quienes quieren olvidarse del estrés de la ciudad y entrar en contacto con la naturaleza haciendo deporte.

Actualmente hay un proyecto para ampliar el camino de la Chaquiñán de Puembo a
Parroquia checa al este y oeste de cumbayá a él Sector Luluncoto en al sur de quito.

Tiene cruce con carreteras, con señalización vial. Se recomienda conducir con el
debida precaución en estos lugares. La entrada es gratuita y su horario de atención es de 6:00 a 18:00 de lunes a domingo.

uno de los suyos la mayor atracción es atravesar los túneles en completa oscuridad, con mayor sentido de la aventura al viajar. Es recomendable, si es la primera vez que recorre esta ruta, llevar linterna para este tramo. En cualquier caso es posible recorrer este tramo cuya extensión no supera los 500 metros y recibe luz natural gracias a que existen 3 puntos panorámicos para tomar fotografías o simplemente disfrutar del paisaje.

La altura mínima del recorrido es de 2385 metros sobre el nivel del mar (Puente sobre el río Chiche), mientras que la altura máxima a es de 2434 metros sobre el nivel del mar. (Portal La Lomita - Puembo).

El Chaquiñán, un vínculo con la naturaleza

En una cómoda silla de madera, ubicada dentro del mirador con vista al Río san pedro, Dice Carla Arosemena que todos los días corre en este circuito. Lo hace por la mañana, durante una hora. Cubre una distancia aproximada de tres kilómetros. Es una especie de bendición para ella tener un espacio natural a solo unas cuadras de su casa.

El aroma de las flores, el canto de los pájaros y la tranquilidad que se siente al establecer una conexión con la naturaleza es lo que hace que la experiencia de caminar por el sendero ecológico de El Chaquiñán, ubicado en las parroquias de Cumbayá, Tumbaco y Puembo, sea única. Gorriones, mirlos y colibríes se cruzan a lo largo del recorrido que inicialmente alcanza los 35 kilómetros.

El medio natural está formado por especies como el algarrobo, el eucalipto y el aliso. Un valor añadido es su clima cálido que se siente durante todo el descenso.

El paisaje rural aún sobrevive en el camino. Todavía se pueden ver las tradicionales haciendas de la Sierra con esas casas grandes, construidas con ladrillo, adobe y teja. Pero son cada vez menos, ya que, al igual que los cultivos, están dando paso a urbanizaciones que reducen las zonas verdes.

Esta ruta, una carretera local de menos de dos metros de ancho, va desde Puerta de cumbayá hasta el Puerto de los Arrayanes, en Puembo. Por el tipo de terreno, principalmente pedregoso y terroso, también es un espacio ideal para la práctica del ciclismo de montaña. Sin duda, lo poco que queda de la infraestructura ferroviaria, túneles y raíles lo distingue como un escenario único.

En el recorrido hay siete portales donde el visitante puede aprovechar la asistencia mecánica, baños, teléfono y primeros auxilios. Para Carla Arosemena, tener la oportunidad de contar con estos servicios hace que los minutos que pasa en lo que ella llama su 'mundo real' sean placenteros.

No menos de 100 personas, en su mayoría familias, utilizan este espacio en el Distrito a diario. Los fines de semana el número se triplica. Ya es un espacio familiar donde el ejercicio marca la rutina. Los ciclistas, deportistas o simplemente caminantes deben estar 'armados y equipados' con bebidas y novatos de todo tipo, y hacer lo que más quieren: compartir con la naturaleza.

Por este motivo, en 2012, la Consejo Metropolitano de Quito lo declaró Patrimonio natural del distrito.

Puntos turísticos de Quito que te pueden interesar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Carril bici El Chaquiñán puedes visitar la categoría Comunidades Indígenas.

Black Knight

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir