Día del Maestro

Día del Maestro

Día del Maestro

Contenido en esta publicación
  1. Día del Maestro
  2. Día del Maestro
  3. Himno de agradecimiento al maestro ecuatoriano

La contribución de profesor es el eje fundamental para la formación de una sociedad en el área del conocimiento. Su arduo trabajo va más allá del aula, se interesa por sus alumnos, no solo en el área del conocimiento, sino en la formación de seres humanos con valores y cualidades, es el guía y consejero que ayuda a formar el buen hombres y mujeres ciudadanos. Por eso es importante rendir el debido homenaje a los profesores que día a día ponen su empeño y corazón en esta honorable profesión. Este 13 de abril, todo ciudadano recuerda

Día del Maestro

Historia del día del maestro

En la presidencia de Baquerizo Moreno en 1920 se declaró el 13 de abril sería el "Día del Maestro Ecuatoriano“En memoria y homenaje a personajes ilustres de la historia, la fecha de nacimiento del pensador y escritor Juan Montalvo, otros educadors como la fecha de nacimiento de Federico González Suárez, la fecha de fallecimiento de Luis Felipe Borja, entre otros.

Ser profesor de educación Tiene muchas satisfacciones, pero es una tarea de vocación, dedicación, compromiso y responsabilidad, y la ayuda de los padres de familia es parte de una educación integral, para que los alumnos puedan triunfar.

Celebrar a los educadores el 13 de abril es una forma de agradecer el trabajo continuo de una vocación maravillosa a favor de la sociedad.

"En todos los pueblos del mundo hay una mano que enciende la antorcha de la cultura, la del maestro". sentencia de Juan Montalvo

Himno de agradecimiento al maestro ecuatoriano

Textos: Pablo Hannibal Vela

Música: Enrique Espín Yépez

Gratitud al maestro, que ilumina
nuestra vida y llénala de estrellas;
agradecimiento del país que, en ellos,
ver otro cielo, en palabras de luz.

Gratitud de la Patria, quien sabe
lo que el Maestro sufre y se preocupa,
ante el joven, la voz del mañana;
junto al niño, la inocencia y la virtud.

Todos los niños, amen sus aulas,
los lección del maestro y tu ejemplo;
porque también hay un templo en ellos,
que la patria edifica en su honor.

Gratitud: ¡flor del alma! Fragancia,
que embalsama la vida en el pecho;
nada puede el ingrato que olvida,
que abrió las ventanas al sol.

!Oh Maestro que estás en la silla
de tus labios queremos el amanecer;
tu palabra es la luz que emerge
y amanece en las alturas del bien!

Nadie quiere laureles de gloria
si falta el cofre de arcilla
la más noble y más alta grandeza:
Agradecimiento a quien hizo un laurel.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Día del Maestro puedes visitar la categoría Blog.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir