La leyenda del niño abandonado.

La leyenda del niño abandonado.
Contenido en esta publicación
  1. Había muy poca gente ahí.
  2. Sorprendido, el viajero se preguntó

Cuenta la leyenda que hace muchos años hubo un camino que atravesaba el sector llamado Achupallas para ir a Cuaspud, este camino, por el hecho de que pasaba por el barranco, era tan solitario, oscuro y fatal.

Había muy poca gente ahí.

Las personas que vivían en este sector sabían que aparecían fantasmas en su viaje que los asustaban mucho.

En cierta ocasión, en una noche nublada, un hombre y su caballo viajaban por este camino, caminaba muy rápido, porque quería irse pronto a casa; Mientras caminaba por el barranco, escuchó a un recién nacido llorar en la distancia.

El caminante siguió su camino, montó a caballo y creyó que alguien venía allí con un niño, cuanto más caminaba más cerca oía ese grito; Luego instó al animal a cruzar rápidamente el barranco, pero su cuerpo comenzó a temblar de miedo, como si algo malo estuviera a punto de sucederle. Quería escapar, pero su caballo permanecía inmóvil y no quería avanzar, a medida que el llanto se hacía más fuerte, no tuvo más remedio que bajarse del caballo e intentar tirar de él, pero ¡Oh! sorpresa cuando el regreso a ver; vio a un niño envuelto en harapos agitando las manos como pidiendo ayuda.

Sorprendido, el viajero se preguntó

  • ¿Quién dejaría al pobre chico a un lado del camino?
  • ¿Qué madre torcida e indolente pudo haber abandonado a su hijo?

En ese momento el viajero no supo qué hacer, si dejarlo o llevárselo, pero sintió mucha pena de verlo llorar y decidió llevarlo a casa con él, lo recogió, montó en su caballo y continuó su camino.

Con el paso del tiempo y luego de viajar por mucho tiempo, el niño miró al viajero y con voz oscura dijo:

- ¿Me conoces papá?

Al viajero se le erizaron los pelos de punta y no supo qué hacer, temblaba de miedo, se hizo un cierto silencio, cuando de repente el niño habló y dijo:

- Papi tengo dientes, mira mi frente ya tengo "cuernos".

- Papá, papá, ¿por qué no me abrazas?

Poco a poco, la apariencia del niño encontrado cambió; sus ojos cambiaron de color a rojo fuego, la temperatura subió muy alta y se percibió un olor a azufre por todo el lugar.

El viajero decidió dejar al niño encontrado, pues el miedo había invadido todo su cuerpo, pero cuando se bajó de su caballo estaba envuelto en la cola del "demonio" alrededor de su cuello tratando de colgarlo. Ambos cayeron al suelo y allí lucharon por liberarse y el otro por llevarlo al infierno. La pelea fue larga y tortuosa, pero pasó el tiempo y cuando el reloj dio las 3 de la mañana se escuchó a lo lejos el canto de los gallos y el "demonio" desapareció de inmediato, pues se decía que el canto de los gallos ahuyentaba a los malos espíritus.

El pobre asustado y asustado, dejó allí su caballo y corrió desesperado a su casa, cuando llegó, le contó lo sucedido a su familia y prometió no volver a viajar nunca más de noche y peor aún ese oscuro y oscuro camino.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La leyenda del niño abandonado. puedes visitar la categoría Actividades.

Black Knight

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir