lex Alvear, músico

lex Alvear, músico

La música y el amor por los instrumentos fluyen por la sangre de Álex Alvear.

Te presentamos ...

Alex Alvear es un músico ecuatoriano que en los años 80 formó parte del grupo de rock progresivo Promesas Temporales, grupo también formado por Héctor Napolitano y Hugo Idrovo. Este grupo es reconocido como uno de los referentes de la música urbana de la época.

Luego de residir por más de 20 años en Estados Unidos, Alex regresa con una recopilación de su música y discos donde encontramos diversidad de ritmos y géneros como el jazz, la música folclórica, la música ecuatoriana, la música latinoamericana, pero sin dejar de lado el rock como su esencia musical.

Para que te muerdan ...

Alex Alvear nos cuenta las diferencias entre hacer música ecuatoriana en los 80 y hoy, cómo los músicos buscan la profesionalización y el salto a escenarios internacionales.

También cuestiona cómo nosotros como sociedad seguimos importando cultura y los espacios para los artistas ecuatorianos siguen siendo limitados.

¡Feliz lectura y escucha de esta entrevista!

¿Puedes contarnos un poco sobre la historia de Alex Alvear?

Soy uno de los cofundadores y codirectores de la banda Promises Temporales, nacida allí a principios de los 80. Era una nueva banda de música con un matiz muy especial y sugerente. Es música ecuatoriana mezclada con música caribeña, con rock, con folk, era una ensalada de estilos pero siempre buscando un sonido original y poco convencional.

¿Cómo era la música en los 80?

Bueno, crecí en una casa con mucha música de todo el mundo, luego desde música clásica hasta rock, música folclórica, música mexicana, música folclórica latinoamericana, funk. Un poco de todo. Entonces desde el principio también firmo esta necesidad de alimentarme de muchas cosas, no soy especialista en un solo estilo o no tengo un solo artista que me guste, no tengo un estilo musical específico porque soy apasionado por tantas cosas.

Pero en ese momento hablo de finales de los 70 y principios de los 80 el panorama musical era bastante limitado, había muy buenos músicos pero no había información, no había tantas oportunidades para exhibir tu trabajo y sobre todo si estabas haciendo la música estaba fuera de lugar de la línea, que en ese momento era música muy fuerte con un mensaje social inspirado en el Inti-limani y Quilapañun, quienes supieron ponerse ponchos y cantaron con mensajes que fueron muy importantes en ese momento histórico.

Sin embargo, éramos rockeros, más hippies, anarquistas. Así que nuestra línea era más anárquica que tirar hacia la izquierda o hacia la derecha. No nos amaba mucho para ser honesto contigo de un lado a otro porque éramos otra cosa pero fue un momento bastante importante para nosotros aunque no había infraestructura, no había tantas cosas que ahora están en abundancia, pero decidimos hacer estos proyectos musicales originales y nunca pensamos que tendría la repercusión y resonancia que esa música ha tenido en las nuevas generaciones de músicos. Este es el resultado colateral de lo que hemos hecho, lo que nos llena de gran orgullo y satisfacción.

¿Qué empezaste a escuchar?

En mi caso, mi primer encuentro con la música, especialmente el rock, fue un acetato de Kiss "Unmasked" que tenía mi madre, todavía lo tiene y funciona muy bien. Y en tu caso, ¿cómo te fue?

Escuché a los Beatles cuando era niño pero me gustaba el rock pesado, bueno para esa época cuando escuché que es Steppenwolf, él tenía una canción famosa, yo tenía 9 años cuando la escuché y luego comencé a descubrir Grand Funk, The Rolling. Stones, Genesis, Led Zeppelin, mis favoritos de todos los tiempos. Así que esta es al menos mi escuela de inicio, a pesar de que me mantuve muy lejos del rock durante todo este viaje que hice para adentrarme en el folclore afrolatino, la salsa, la música cubana, el jazz, la música brasileña, la música africana y de alguna manera tratando de entrar en Música ecuatoriana, siempre buscándolo todo.

Ahora, después de hacer varios proyectos importantes, ahora quiero hacer una mezcla de lo que he hecho hasta ahora, ponerle algo de rock, venir de la banda de 8 a 14 músicos, hacer un cuarteto de pod un poco más sucio con ese mal que tiene. el cuarteto, un grupo reducido asentado y con guitarras eléctricas y cosas así, vuelvo a mis raíces rockeras.

¿Cómo surgió tu estilo de mezclar el rock con el folklore?

Para mí mi encuentro con la realidad musical tradicional del Ecuador duró mucho tiempo, no crecí en casa, no me criaron así, pero viví en un ambiente donde la música nacional no se apreciaba y solo era mucho. Más adelante en mi vida cuando cumplí 20 tuve una experiencia que cambió mi vida cuando fui a Cotacachi para las Fiestas de San Juan, ahí todo se abrió, finalmente vi la luz y desde entonces entró un respeto, aprecio y un gran amor. .Para la música tradicional ecuatoriana y mundial, me gusta la música tradicional de cualquier país porque es música que no está hecha para estar en el Top 40, en Billboard o para vender, es música que corresponde a la naturaleza misma de un pueblo, de una cultura, es la voz ancestral.

Cuando estábamos con Temporary Promises ya probé la experimentación, usando ritmos tradicionales y mezclándolos con mi ola, pero luego cuando fui a los Estados Unidos, ya lejos, experimentando lo que le pasa a todo migrante cuando sales de tu país y estás en un mundo donde nadie te conoce, nadie habla tu idioma, no tienes vecinos, no tienes familia a la que aferrarte.

Parte de este proceso es que realmente te ves a ti mismo, en esa soledad, esa ausencia de todo lo que hasta cierto punto dabas por sentado y parte de eso para mí, como soy músico, mi conexión espiritual, sentimental con mi país, yo. Intenté seguir componiendo mis pasillos, mis san juanitos, mis albazos. Así que ha sido un proceso de muchos años componer esta música y después de más de 15 años me doy cuenta de que ya tengo mucho material.

Según la Ley de comunicación, 1 x 1 ahora es obligatorio para la música nacional. En tu experiencia, ¿hay más espacio, más espacio para la música ecuatoriana?

Hay muchos más espacios, muchas más bandas, hay una cantidad increíble de proyectos musicales en todos los géneros como decía, algo que era muy limitado en mi tiempo. La cuestión de Internet ha revolucionado enormemente el desarrollo musical de las personas. Los discos lanzados en “Yoni” me llegaron cuando tenía cuatro años, era muy largo, el casete, el disco estaba rayado y no. Era otro momento, ahora ve a youtube o ve a internet e ingresa a estos canales y puedes escuchar la música de todo el mundo que salió hoy, puedes escuchar todos los podcasts, conciertos en vivo que tengas, puedo consultar gratis en internet, entonces hay un exceso de información que es abismal comparado con mi tiempo.

También tenemos el lujo de tener ya estudios formales de música no clásica, siempre hemos tenido el conservatorio pero ahora hay dos universidades que tienen especializaciones y que en cierto sentido son en parte responsables de elevar el nivel técnico de la formación de los músicos. también hay muchos músicos que hacen las cosas por su cuenta porque la información y el conocimiento son poder.

Entonces, hay muchos factores, pero creo que el primer factor es Internet, si tienen acceso a información que ya no está almacenada para un grupo selecto.

En este sentido también pudimos ver que mucha música ecuatoriana no tiene la posibilidad de un campo tan amplio pero parece estar aquí sola o solo en un grupo selecto de personas que están escuchando música.

Creo que el problema de fondo en este sentido es la falta de una industria, es decir, tenemos managers, tenemos productores y personas que lanzan música todos los días, buena música, pero todavía no hay industria que nos pueda vender, a aprovechar la música que producimos primero dentro del país, ya que vivimos totalmente fragmentados.

Entonces hay que intentar empezar en casa, en la producción de artistas nacionales e incluso si hay una industria que tiene conocimiento del mercado internacional y que tiene acceso a todos estos circuitos y redes.

La música ecuatoriana todavía no puede salir, pero hay un problema muy básico y es que todavía no nos amamos, nos queremos poco a poco, por eso siempre abrumamos el exterior, apostamos por lo que la gente Ya conozco como esta canción a los Beatles “All You Need Is Love” la cual todos conocen y es por eso que vendemos la marca Ecuador a partir de ella.

Pero tenemos mucho que ofrecer y no lo vendemos, entonces tenemos que generar esa confianza, este amor por nosotros mismos que tenemos que tener por todo lo que viene de ser un ecuatoriano, no solo un artista, y que la industria se promueve dentro y fuera de Ecuador.

Fuente:

Si quieres conocer otros artículos parecidos a lex Alvear, músico puedes visitar la categoría Blog.

Black Knight

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir