Lita

Lita
Contenido en esta publicación
  1. La aventura comienza en la capital del Imbabura.
  2. Finalmente está Lita.
  3. La historia de Lita

La parroquia de Lita es una parroquia rural en Ecuador, perteneciente al cantón de Ibarra de la provincia de Imbabura.

El eterno rugido del agua contra las rocas produce un sonido relajante que invita a sumergirse en los ríos cristalinos y refrescantes de Lita.

En esta parroquia, ubicada a 95 km al noroeste de Ibarra, en Imbabura, los afluentes son el principal atractivo. "Los ríos Mira, Chuchuví, Lita, Baboso atraviesan esta zona ...", comenta Hugo Aguirre, titular del consejo parroquial.

El líquido fluye a lo largo de los arroyos, que parecen serpientes gigantes bordeadas de bosques subtropicales.

El medio ambiente tiene un clima promedio de 25 grados centígrados. Esta geografía es ideal para los turistas amantes del contacto con la naturaleza.

Además de los ríos, se puede disfrutar de cascadas, senderos para caminatas y visitar las iniciativas de turismo comunitario que existen en la región.

La aventura comienza en la capital del Imbabura.

Puedes moverte con tu vehículo o con el transporte público. En cualquier caso, debe tomar la carretera Ibarra-San Lorenzo, que se encuentra en buen estado.

Hay varias empresas de transporte de pasajeros que viajan a San Lorenzo, Esmeraldas. Entre ellos se encuentran el Valle del Chota, Cita, Pullman Carchi y Espejo que atraviesan la parroquia de Lita. Brindan servicio de 05:00 a 20:00. El viaje dura dos horas y el billete cuesta 2,50 USD.

Los ríos, como el Lita, se han convertido en destinos favoritos de los aventureros que prefieren el ecoturismo. Hay varias ofertas para los visitantes.

En el camino se puede ver cómo cambia el paisaje agrícola, desde campos de frijoles y caña de azúcar hasta parcelas de ananás, naranjas, papayas ... Al borde de la carretera hay kioscos que ofrecen frutas tropicales a los viajeros. .

Finalmente está Lita.

Hay 3 349 personas en la ciudad. La mayoría son agricultores que alternan las actividades agrícolas con ofertas de alojamiento, alimentación y entretenimiento para los visitantes.

Patricia Pabón es una de esas emprendedoras. Es propietaria del Orquideario El Santuario, ubicado en la comunidad de Santa Rita, a 6 km de Lita. Allí, los visitantes pueden admirar 500 variedades de plantas, entre ellas orquídeas, anturios y calabrios de hermosas formas y colores, que se han cosechado durante cinco años. La masía está abierta de lunes a domingo. La visita guiada cuesta 1 USD por persona. Pero si los turistas quieren fotografiar esta colección tienen que pagar 3,50 USD. También pueden comprar plantas.

Otro atractivo es el bosque de frutas tropicales de David Chalacán. Se ubica en el municipio de Palo Amarillo. Hay árboles con productos exóticos como yafrí, borojó, arazá, madroños, uvas ... que comparten espacios con piñas, sandías, naranjas, limas ... El recorrido dura dos horas y cuesta 2. Aguirre explica que hay posadas, cabañas y casas de huéspedes con capacidad para 100 personas. La tarifa varía entre 6 y 12 USD por huésped.

También hay innumerables restaurantes que ofrecen una variedad de comida.

Sin embargo, los visitantes no pueden dejar de saborear los platos típicos. “Aquí lo tradicional es el caldo de pollo criollo con yuca, que vale US $ 3, o pescado seco, pollo o carne por 2.50”. Así lo explica Édison Tobar, dueño del restaurante Señora Inesita e Hijos, ubicado a pie de calle.

También hay nuevas ofertas para el turista como un mariposario en Guadual y lugares para la pesca deportiva. Sin embargo, los lugares más populares los fines de semana y festivos son los ríos y las cascadas, donde grandes y pequeños se divierten.

La historia de Lita

Según el historiador Monseñor Silvio Luis Haro, obispo de Ibarra, en 1500 en lo que hoy es la parroquia de Lita existía una tribu llamada "Lliptas", que en quechua significaba "agua de trigo", proveniente del norte del Valle del Cauca, Colombia. .

Estos fueron visitados religiosamente por los Padres Mercedarios a cargo de este distrito (La Voz de Parroquia, 1999). Afirma que Lita en 1600 tenía 354 afluentes, de los cuales 100 fueron bautizados, los demás aún eran infieles.

Dependientes de Lita eran las ciudades de Lachas, Quilca y San Juan del Puntal con una iglesia servida por los Mercedario (Peñaherrera, C., 2001).

La población obligada a trabajos duros y penosos a los que no estaba acostumbrada en su vida natural, comenzó a declinar y la plaga de la viruela que se extendió por primera vez entre ellos en el año 1594, acabo de destruirlos y dos de los Quilca y Cite el ciudades de San Juan del Puntal (Chical), dejando sólo cuatro familias indígenas y unos pocos pobladores mestizos en la ciudad de Lachas (Peñaherrera, C., 2001).

A partir de 1861 Lita formó parte de la parroquia de Carolina, con cabecera parroquial en el asentamiento denominado Guallupe. Sus límites naturales fueron los territorios comprendidos entre los ríos Lita y Amarillo, el río Mira, el límite provincial con la Provincia del Carchi y al sur con las sierras de Malbuche, Jibia y Cerro Chispo (Plan de Desarrollo Parroquial de la Carolina, 2004). .

Lita inicia su desarrollo a partir de los estudios de la línea y la construcción de la línea férrea Ibarra en San Lorenzo del Pailón, realizada por las empresas ESCOTONI y CIABE, el estado ha donado un terreno para la construcción de viviendas y allí lleva la formación del centro habitado.

En ese momento se instalaron en Lita los trabajadores de la parroquia de Salinas, quienes delegaron una comisión para gestionar la construcción del colegio Gonzalo Zaldumbide y la creación de la parroquia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lita puedes visitar la categoría Blog.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir