Teatro Capitol

Teatro Capitol

Un edificio propiedad de una familia quiteña que luego funcionó como cine durante décadas. Conozca la historia de este centro de arte.

¿Qué deberías saber?

El Teatro Capitol es parte de la memoria del barrio de La Alameda. La primera estructura señorial de una familia quiteña, luego funcionó como cine durante varias décadas. La presencia del Capitolio en Viale Gran Colombia fue un eje en torno al cual giraron los negocios, las relaciones sociales y los momentos de ocio comunitario. También era uno de los atractivos del parque, con la laguna, el caballo en las fotos o el churo. Como ellos, es casi un personaje que habla y cuenta su historia. Una larga historia que tiene un nuevo capítulo desde 2016 cuando reabrió.

Construido por el arquitecto Giacomo Radioconcini en 1908, e inicialmente conocido como Teatro Samaniego, el actual Teatro Capitol vio nacer, y ha participado, en la creación de la ciudad moderna de Quito, ofreciendo "cine", un nuevo espectáculo para la gente de Quito que ha comenzado a crear vida propia más al norte del Centro Histórico. Una red completa de salas de proyección explotó y permaneció en funcionamiento durante medio siglo y más, hasta que hace unos 20 años se deterioraron profundamente y fueron reemplazadas por los modernos multicines de hoy. El Capitolio fue una de las salas más particulares, con sus estoicas columnas en la entrada, ubicada frente al hermoso Parque de la Alameda. Tras ser utilizado brevemente como iglesia, y mediante una importante intervención municipal, el Teatro Capitol regresa de las cenizas, con nuevas infraestructuras, una plataforma móvil y un escenario de 12 metros cuadrados, para ofrecer espectáculos de música, danza y artes escénicas.

Este espacio cultural reabre sus puertas a la ciudadanía, artistas y gestores culturales, convirtiéndose en un teatro inclusivo y participativo en Quito.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Teatro Capitol puedes visitar la categoría Blog.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir