Iglesia de la Inmaculada Concepción

Iglesia de la Inmaculada Concepción
Contenido en esta publicación
  1. Iglesia y Convento de La Concepción
    1. DEBES SABER ESTO
  2. DEBES SABER ESTO

El monasterio de la Inmaculada Concepción está ubicado en la calle García Moreno y Chile, esquina noroeste de la Plaza Grande, en el centro histórico de Quito. Es considerado el más antiguo de la capital ecuatoriana.

Iglesia y Convento de La Concepción

FUE EL PRIMER MONASTERIO de Quito y está ubicado frente al Palacio de Gobierno.

DEBES SABER ESTO

Bajo los auspicios de la orden de San Francisco, el obispo Fray Pedro de la Peña y el gobierno de la Audiencia precedido por el presidente García de Valverde, se fundó el primer convento de monjas en Quito el 13 de enero de 1577. El centro histórico de Quito.

El cura Juan Yáñez fue uno de los más ansiosos por ver la fundación del convento, que se supone debe brindar ayuda a los desposeídos, sin embargo no tuvo la suerte de ver su sueño en vida. A su muerte dejó tres mil pesos de plata para iniciar la obra.

El gobernador de la audiencia, Sr. García de Valverde, retomó la idea de Yáñez e inició una campaña para recaudar fondos en el barrio y en el Cabildo de Quito. La recaudación y los tres mil pesos que legó el cura bastaron para iniciar la fundación.

Asimismo, Mons. Fray Pedro de la Peña solicitó la audiencia de fundación y ordenó a los concejales que marcaran el lugar donde se levantaría el edificio y la autorización para utilizar el dinero de un vecino fallecido de la ciudad llamado Pedro. De Arroba.

La Audiencia decidió colocar el convento bajo la dirección y capellanía de los religiosos franciscanos por resolución del Provincial de San Francisco, Fray Antonio Jurado, quien tomó posesión de la finca de Alonso de Paz el 12 de octubre de 1575 y se dispuso a colocar una campana y un cruz sobre un altar preparado para ofrecer una misa.

Sin embargo, la fundación fue interrumpida y continuó hasta el 13 de enero de 1577 debido a la ausencia del Obispo de La Peña y esto impidió el trámite de licenciamiento del Ordinario, requisito canónico. Este motivo llevó al Consejo Eclesiástico a impugnar la fundación del convento. Además, hubo un disgusto entre el Obispo y la Audiencia porque esta última ordenó a los indios trabajar en las minas de oro sin derecho a descansar en las vacaciones para amortizar los gastos de los ancianos residentes en la construcción del edificio.

Nueve monjas son reconocidas con distinción en la fundación del convento (Doña María de Taboada, Doña Catalina Rodríguez, Doña Francisca Xaramillo, Doña María de Torres, Doña Aldonza de Castañeda, Doña Lucía Xaramillo y Doña María Rodríguez, otras sin edad, profesas como cumplían los requisitos) quienes inicialmente vivían en condiciones precarias, por lo que en una sesión del Cabildo el 14 de mayo de 1576 se decidió escribir al virrey Francisco de Toledo para asignarle un presupuesto para el sostenimiento de las monjas. Pero una vez más la desgracia acompañó a las monjas debido al aumento de personal que en 1586 llegó al centenar. Esto los obligó a reunirse directamente con el rey en busca de ayuda. Felipe II, más religioso que su padre, ordenó al Virrey del Perú, Conde de Villardompardo, entregar "mil pesos de minas de cuatrocientos cincuenta Maravadí cada una en renta cada año y por un período de diez años en bonos indios vacíos de dicha provincia de Quito. "Para satisfacer las necesidades de las monjas y cubrir los gastos que el edificio requiera.

Hoy las monjas venden productos elaborados por ellas como el champú de aloe vera. También se caracterizan por la confección de ropa para los Hijos de Dios durante el período navideño.

La riqueza arquitectónica del templo y sus tesoros artísticos, sin embargo, se perdieron en un incendio que provocó graves daños. Actualmente la alcaldía del distrito de Quito ha entregado, a través del FONSAL (Fondo para el rescate del patrimonio cultural de Quito), las obras de rehabilitación, tanto del monasterio como de la iglesia de La Concepción. Este se encargó de la restauración de sus obras de arte como: esculturas, pinturas de caballete, murales e importantes elementos arquitectónicos que dan vida a lo monumental.

DEBES SABER ESTO

  • La Iglesia de la Inmaculada Concepción y su Convento se ubican en la Plaza Grande, sin embargo, pasa casi desapercibida por estar ubicada en un rincón muy privado, en el costado norte del Palacio Presidencial.
  • Esta iglesia es una de las que pertenecen a la famosa ruta de la Via delle Sette Croci.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Iglesia de la Inmaculada Concepción puedes visitar la categoría Blog.

Black Knight

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir